FAIL (the browser should render some flash content, not this).

1.Oleadas de calor, bochorno y sudoración

oleadas de calor menopausia

 

  • Aproximadamente el 50% a 70% de las mujeres presentan síntomas vasomotores (sofocos, calores nocturnos) durante la transición menopáusica. Los sofocos son sensaciones transitorias de disipación de calor a través de la piel, seguidas de sudoración, palpitaciones, náuseas, mareos, dolores de cabeza y alteraciones del sueño. Los calores nocturnos constituyen una causa común de insomnio en las mujeres en la menopausia, aunque muchas no perciben su aparición o pueden controlarlos mejor.
    Las alteraciones en los niveles de estrógenos debido al descenso de la función ovárica son importantes, pero no suficientes para presentar síntomas vasomotores. El control termorregulador se efectúa a través de un centro hipotalámico (en el cerebro) que permite mantener la temperatura corporal dentro de la zona "termo neutra". Se considera que durante la transición menopáusica hay un mayor estímulo del sistema simpático a través de los receptores beta-2-adrenérgicos y que esta activación sería responsable de la reducción de la zona termo neutra; así, los síntomas vasomotores aparecerían en respuesta a leves variaciones de la temperatura corporal.

volver

 

2. Insomnio

insomnio menopausia

 

En general, el insomnio se observa en todas las fases de la vida adulta. Estudios epidemiológicos sugieren que cerca del 15% de la población padece insomnio crónico; en tanto que 20% a 40% presentan síntomas de insomnio de manera intermitente.
Las mujeres muestran un riesgo significativamente mayor para los cuadros de insomnio (30% a 40% más frecuentes que entre los varones). Entre otros factores se sugiere que la elevada frecuencia de comorbilidad psiquiátrica para trastornos afectivos y de ansiedad también contribuye a la aparición de esta afección en las mujeres.
 Los trastornos del sueño constituyen una molestia frecuente entre las mujeres menopáusicas y entre sus causas posibles se destacan los síntomas vasomotores (sofocos, sudoración nocturna), la presencia de cuadros depresivos, los trastornos respiratorios, o ambos y, además, cuadros de dolor crónico.

volver

3.Transtornos del Colesterol

transtornos del colesterol menopausia

 

El colesterol es una sustancia necesaria para el buen funcionamiento de nuestro organismo. Sin embargo, debe mantenerse dentro de unos límites de normalidad, ya que cuando está elevado supone un factor de riesgo para la enfermedad cardiovascular.

El colesterol total comprende principalmente el LDL-colesterol (sigla en inglés de la lipoproteína de baja densidad) y el HDL-colesterol (lipoproteína de alta densidad).

El LDL-colesterol está considerado como el colesterol "malo" porque es él que se deposita en el interior de las arterias formando unos cúmulos localizados (placas de ateroma) que progresivamente van estrechando el calibre o la luz del vaso.

No obstante, el HDL-colesterol está considerado como el colesterol "bueno", el "basurero" porque se encarga de "limpiar" las paredes de las arterias transportando la grasa al hígado.

Después de la menopausia se produce un aumento de los triglicéridos, del colesterol total, del LDL-colesterol y un indeseable descenso del HDL-colesterol, por lo tanto, la menopausia conlleva a tener peor el colesterol, por ende ser perjudicial para las arterias.

volver

 

3.Sequedad, mucosa y adelagazamiento de la piel

Menopausia Envejecimiento Mujer

 

El envejecimiento de la piel, su adelgazamiento y atrofia, comienza a partir de los 30 años, y se intensifica entre los 40 y los 50.
Después de la menopausia se produce una atrofia de la epidermis, una disminución del contenido de colágeno y elastina de la dermis, una disminución de la vascularización de la piel, y una disminución  de secreción de las glándulas sebáceas. Todo esto da lugar a una piel más fina, blanca y seca, menos elástica y más vulnerable.

La dermis se hace más delgada a partir de la menopausia debido a la disminución progresiva del colágeno, el cual se pierde aproximadamente un 2% anual hasta  llegar a  hasta  llegar a perder hasta un 30% del colágeno total.
volver

Síntomas Climatéricos

Enfermedades Asociadas

 

5.Pérdida progresiva de memoria y Depresión

depresion menopausia

La modificación en las concentraciones de estrógenos de la mujer, durante la declinación de la función ovárica afecta tanto su sentimiento subjetivo de bienestar como su desempeño cotidiano y, en consecuencia, el nivel general de su calidad de vida.

Estos síntomas se explican en parte porque los estrógenos son capaces de regular los procesos de transmisión cerebral y en áreas del sistema nervioso central que están vinculadas con funciones tales como la memoria , la atención, la respuesta frente al estrés y el funcionamiento emocional en general (McEwen, Alves, Buloch & Weiland, 1997; Cologer, Simon & Richter, 1999)


volver

 

6. Sequedad Vaginal y Disminución del Deseo Sexual

sequedad menopausia

Los problemas sexuales son relativamente comunes después de la menopausia.
La principal consecuencia sexual de la sequedad vaginal es el dolor en la relación sexual a lo que los médicosdenominan "dispareunia".

La disminución de los niveles de estrógenos durante y después de la menopausia significa que las células de los tejidos de la vagina y del tracto urinario inferior no son estimuladas como antes; esto resulta en un adelgazamiento de la superficie, una condición a la que los médicos denominan "atrofia". La sequedad vaginal es una de las consecuencias de la atrofia.

volver

7. Disminución de Calcio en los Huesos Osteopenia

Menopausia osteopenia

 

El factor de mayor impacto sobre el hueso de la mujer es la disminución de los niveles séricos de hormonas sexuales que ocurren en la menopausia. Esta deficiencia produce una pérdida rápida de masa ósea durante los primeros años que siguen al cese de las menstruaciones. El porcentaje de pérdida durante estos años puede llegar a alcanzar cifras entre 4% y 6% anual. Posteriormente la pérdida se hará más lenta pasando a ser del 1-2% anual a partir de los 5 años de la menopausia.

Osteopenia significa baja densidad ósea, es una afección común en la que los huesos son quebradizos y débiles, fracturándose con facilidad. La osteopenia no es una enfermedad, sino un marcador para el riesgo de fracturas.

 

FACTORES DE RIESGO

  • Raza blanca

  • Edad
  • Postmenopausia
  • Fumadoras
  • Tratamiento con anticoagulantes, esteroides, etc.
  • Poca exposición a la luz solar.
  • Baja ingesta de derivados del calcio (leche, quesos, etc.)
  • ¿Cómo Mejorar Esta Condición?

    Mantenga un peso saludable, lleve una dieta balanceada y haga del ejercicio un hábito diario. 
    Exponga su piel a 10 minutos de luz solar al día para asegurarse de que tiene suficiente formación de vitamina D en el cuerpo. 
    Consuma alimentos ricos en calcio (productos lácteos, vegetales verdes con hojas) y considere tomar un suplemento de calcio.
    Evaluación periódica por su Ginecólogo, sométase a pruebas de densidad ósea y siga sus recomendaciones.
    No fume.

    volver

     

    Menopausia Ejercicio

    Enf. Asociadas

    1.Arterioesclerosis

    La arterioesclerosis es un trastorno en el que se produce un endurecimiento y estrechamiento de las paredes de las arterias a causa de cúmulos de colesterol, disminuyendo o llegando a dificultar completamente el riego sanguíneo del tejido al que llega la arteria. A nivel cardiaco produce problemas cuando esto sucede en las arterias coronarias.

     

    Como prevenirla

    • Seguir una dieta cardiovascular saludable (evitando las grasas animales y el exceso de calorías, y favoreciendo el consumo de aceite de oliva, verduras y frutas).
    • Realizar ejercicio físico habitualmente (cada día se debe caminar no menos de una hora) eliminar el consumo de tabaco de manera total y definitiva.
    • Procurar eliminar las situaciones estresantes de la vida cotidian

     

    arterioesclerosis menopausia

    volver

     

    2. Hipertensión

    La enfermedad coronaria es la causa principal de muerte en las mujeres occidentales, y el riesgo aumenta con la edad y la raza (mas frecuente en raza afroamericana). Sin embargo, estas tasas sólo comienzan a incrementarse después de la menopausia (lo que podría indicar un probable efecto protector del estrógeno natural). De este modo, una mujer caucásica de 50 años tiene un 46 por ciento de posibilidades en su vida de desarrollar enfermedad al corazón y un 31 por ciento de posibilidades de morir de esta enfermedad. Siendo al menos 6 veces más común que el cáncer de seno.
    Por estadística, la relación hombre – mujer premenopáusica con respecto a la enfermedad coronaria es de 10-1, durante la menopausia es 1 -1 y en la post menopausia es 1-6. Que quiere decir esto, que los hombres jóvenes tienen un riesgo mayor de sufrir y morir de enfermedades cardiovasculares que las mujeres, pero esta relación se invierte hacia las mujeres en la post menopausia.

     

    hipertension mujer

    volver

     

    3.Pérdida Severa de Calcio en los Huesos (Osteopenia)

    Menopausia Osteoporosis

    La osteoporosis es un trastorno en el cual se deterioran los huesos debido a una pérdida excesiva del tejido óseo. Esta pérdida de masa ósea resulta en una susceptibilidad aumentada a las fracturas.
    La osteoporosis es un problema de salud pública mayor debido a que las fracturas asociadas a ella (la mayoría comúnmente se produce en las caderas, columna vertebral y muñecas) imponen severas restricciones a la calidad de vida y aumento del riesgo de mortalidad.
    El hueso es un tejido viviente. Su masa aumenta durante la niñez y la adolescencia, llega a sus niveles máximos en o cerca de la tercera década de la vida, y de ahí en adelante baja progresivamente. Las mujeres tienen menos hueso que el hombre a todas las edades, y sufren una marcada pérdida ósea en los primeros cinco años después de la menopausia (debido a la deficiencia de estrógenos). La mayoría de las mujeres adultas pierden alrededor de 1 por ciento de masa ósea al año, pero las pérdidas anuales de hasta un 5 por ciento al año no son poco comunes inmediatamente después de la menopausia.

     

    Otros factores que se cree aumentan el riesgo de presentar osteoporosis son:

     

    • • Historia de osteoporosis en un familiar cercano
    • • Tabaquismo
    • • Ingesta excesiva de alcohol
    • • Poco ejercicio
    • • Bajo consumo de calcio
    • • Insuficiencia de vitamina D
    • • Medicamentos (especialmente corticoides)
    • • No tomar el sol directo diariamente, mínimo 10 minutos
    volver

     

    menopausia osteoporosis vertebras